UNA CIENCIA LLAMADA PARASICOLOGIA

Publicado el 12 octubre, 2018

Por el Prof. Dr. Antonio Las Heras

Según aprobamos, por mayoría, al finalizar las deliberaciones del Primer Congreso Argentino de Parapsicología (realizado en Buenos Aires, del 4 al 6 de setiembre de 1981) la Parapsicología es la Ciencia (situada dentro de las disciplinas humanísticas) que tiene como objeto de estudio a aquella función propia del ser humano por la cual podemos comunicarnos sin intervención de los cinco sentidos y actuar en el mundo exterior sin usar la fuerza muscular. A tal función se la ha denominado con frecuencia como “estructura psi” o “potencialidad parapsicológica”, indistintamente (1).

La Parapsicología alcanza su status definitivo de ciencia autónoma por poseer los tres elementos básicos y mínimos requeridos para considérala tal. Son éstos: a) Un objeto de estudio particular. En este caso, esa “función” que los genera. b) Un método de investigación propia, inserto en el marco general de la ciencia. Necesidad que se cumple desde 1932 (creación de la primera cátedra y laboratorio de Parapsicología en la Universidad de Duke, E.E. U.U.) a través de tests, equipos electrónicos, laboratorios parapsicológicos etc. c) Capacidad para emitir leyes. En el estado actual de la investigación ya es posible predecir el comportamiento de las fenomenologías parapsicológicas frente a una cierta cantidad de variables.

 

Nuestra postura, que aspira a una Parapsicología Antropológica, concebida como ciencia humanística, superó la hipótesis del trabajo
primitiva que suponía a estos hechos producto del “alcance de la mente”. No La estructura psíquica y el ámbito generador de los hechos
parapsicológicos, son diferentes. La segunda no es parte integrante de la primera. Aunque así haya sido supuesto apriorísticamente durante algunas décadas, las características exhibidas por los fenómenos parapsicológicos difieren de los patrones meramente mentales.
La “estructura psi” posee las siguientes propiedades particulares: I) Prescinde del tiempo. II) Prescinde el tiempo. III) Prescinde de la materia. IV) Es una función a la que – hasta el presente – sólo podemos conocer por sus efectos.

 

En virtud de esto, y quebrando la dicotomía soma- psique (indudablemente inspirados en la obra del filósofo argentino Miguel Herrera Figueroa) desde el Congreso de Parapsicología que tuve el honor de presidir, sostuvimos: “el ser humano es el resultado de la interacción de cuatro estructuras: Psique, soma y función parapsicológica, las cuales son condicionadas por la estructura sociocivilizatoria” (2 (3), (4).
En el momento actual de nuestra civilización los fenómenos parapsicológicos tienen lugar espontáneamente de acuerdo con las necesidades de cada persona en un momento determinado y frente a sucesos que puedan poner en peligro su integridad o la de los seres queridos.

 

La producción de determinados condicionamientos psicológicos facilita o impide – según el caso – la irrupción del fenómeno parapsicológico en la consciencia (si se trata de un hecho extrasensorial) o en el mundo exterior (si es extramuscular), o lo obliga a mantenerse en el nivel inconsciente. La estructura psíquica es un regulador de lo parapsicológico, pero de ninguna forma su causa.

También la estructura somática interviene condicionado. Por ejemplo, en un estado alterado de consciencia producido por drogas. Aquí la acción ejercida desde el exterior sobre lo somático afecta a su vez a lo psíquico y éste ante la nueva variable interviniente favorecerá o no la producción de fenomenología parapsicológica.

De lo expuesto se desprende el motivo por el cual hablamos de Parapsicología como ciencia autónoma, enmarcada en el espectro de las
ciencias humanísticas o sociales. Por que se ocupa de algo que es el elemento imprescindible para la constitución humana. Sitio por el que
resulta necesario pasar.

Cada una busca, desde su perspectiva propia, agregar algo que permita una mayor comprensión de las características que hacen a la esencia humana. Es una labor interdisciplinaria, absolutamente ineludible, en la que no solamente conseguiremos este objetivo, sino que – seguramente – será viable hallar nuevas formas beneficiosas para el bienestar de la especie. Incorporar la Parapsicología al conjunto de las ciencias humanísticas implica aceptar que hemos ampliado las posibilidades que, generalmente y hasta el presente, nos otorgamos.

Entendemos por lo tanto, que la Parapsicología definida como Ciencia es: 1) Un procedimiento de investigación mediante el cual obtenemos información sobre la función parapsicológica, sabiendo que llamamos así a una función humana, por ende, vigente en cada uno de nosotros. 2) Un conjunto de teorías que explican dicha función: sus causas, efectos, relaciones, etcétera. 3) Un grupo de métodos y técnicas que aspiran a desarrollar – de forma práctica – el uso frecuente de lo parapsicológico (extrasensorial y extramuscular) con el fin de darle a la persona humana nuevas e importantes posibilidades de acción.

 

1) Bajarlía, Juan-Jacobo, Primer Congreso Argentino de
Parapsicología, “Gaceta de Parapsicología” Año 1 Nº 3 Buenos
Aires. 1981/1982
2) Las Heras Antonio (compilador) “En el universo de C. G. Jung”
(Actas de las Primeras Jornadas Argentinas de Psicología de C. G.
Jung) Editorial Trama. Buenos Aires, 1982
3) Las Heras Antonio, “Estructura de la Psique según Jung” Editorial
Santiago Rueda. Buenos Aires 1983

(*) Versión de un trabajo originalmente publicado en el ANUARIO
AMERICANO KIER del año 1995 dirigido por Héctor V. Morel.


Continuar leyendo

Post Siguiente

Teatro Coliseo


Miniatura
Post Anterior

nrg


Miniatura

Intercultura Radio

Cultura por Internet

Current track
TITLE
ARTIST

Background