Irán rechaza acusaciones de EEUU

Publicado el 15 junio, 2019

Estados Unidos acusó este jueves a Irán de ser “responsable” de los ataques contra dos buques petroleros en el estrecho de Ormuz, acusaciones que Irán tilda de “infudadas”. El incidente levanta temores de mayores tensiones entre ambos países y en la región.

Los buques cisterna Front Altair y Kokuka Courageous navegaban frente a la costa de Irán en el mar de Omán cuando tuvieron que ser evacuados al incendiarse como consecuencia de un ataque de origen indeterminado.

Es el segundo incidente de este tipo en pocas semanas en esta zona estratégica y coincide con las tensiones crecientes entre Irán y Estados Unidos, que ya había señalado a Teherán de provocar los ataques en mayo.

“La República Islámica de Irán es responsable”

Washington reaccionó de inmediato. “La evaluación de Estados Unidos es que la República Islámica de Irán es responsable de los ataques”, dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo, a periodistas. Según él, las armas utilizadas y el nivel de experiencia necesario para llevar a cabo esta operación son pruebas de la culpa de Irán.

El Ejército estadounidense publicó un video en el que afirma que se ve a una patrulla de la Guardia Revolucionaria Islámica retirar una mina-ventosa que no explotó de un costado de uno de los petroleros atacados. Según el comando estadounidense, un barco de la Guardia Revolucionaria fue visto el jueves a las 16:10 acercándose al Kokuka Courageous. El personal iraní fue filmado.

El jefe de la diplomacia estadounidense agregó que esto “representa una clara amenaza para la paz y la seguridad internacionales, un ataque flagrante contra la libertad de navegación y una escalada inaceptable de las tensiones entre Estados Unidos e Irán”. La administración estadounidense no ha anunciado más represalias contra Teherán.

Acusaciones “infundadas”

Vía un comunicado del Ministerio de Exteriores, Irán tachó de “infundadas” las acusaciones contra la República Islámica, y subrayó que el país, “responsable de garantizar la seguridad en el estrecho de Ormuz”, acudió “en auxilio” de los barcos y “salvó” a su tripulación.

“Que Estados Unidos haya aprovechado la oportunidad para lanzar acusaciones contra Irán -sin ni una pizca de prueba fundada o circunstancial- solo deja muy claro que han pasado al plan B: la diplomacia de sabotaje […] y el encubrimiento de su #TerrorismoEconómico contra Irán”, escribió por su parte el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohamad Javad Zarif, en Twitter.

“La palabra sospechoso no es suficiente para describir lo que aparentemente se desprende” de estos “ataques” contra “petroleros con destino a Japón” en el preciso momento en que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, se reúne con el líder supremo iraní, Ali Jamenei, expresó asimismo Mohammad Javad Zarif.

Este viernes, en una reunión de la Organización de Cooperación de Shanghái en Kirguistán, el presidente iraní Hasan Rohani afirmó que “estos dos últimos años, el gobierno de Estados Unidos muestra una orientación agresiva y representa una grave amenaza para la estabilidad en la región y en el mundo, al violar todas las reglas internacionales”.

La ONU resiste a las presiones estadounidenses

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunió a puerta cerrada con carácter de urgencia. El embajador estadounidense, Jonathan Cohen, reiteró que todos los elementos parecían señalar a Irán. “Le pedí al Consejo de Seguridad que se mantenga al tanto del asunto y espero que tengamos más conversaciones al respecto”, declaró el diplomático, y añadió: “Si no reaccionamos, es posible que haya otros ataques”.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, advirtió que el mundo no puede permitirse un gran conflicto en el Golfo. Y frente a Jonathan Cohen, Estados miembros piden pruebas antes de atribuir ninguna responsabilidad.

El embajador de Kuwait, actual presidente del Consejo de Seguridad, dijo querer saber quién está detrás de este ataque, y con este fin, los diplomáticos han planteado la posibilidad de solicitar una investigación internacional que podría llevarse a cabo bajo los auspicios de la ONU.

Una zona de “turbulencia” donde los barcos son atacados con frecuencia

El almirante Alain Coldefy, expresidente de la Academia de la Marina, recuerda a RFI que es común que los barcos sean atacados en esta zona tan sensible: “Estamos en una zona de confrontación entre sunitas y chiitas, entre Arabia Saudita, Irán y Estados Unidos, tanto en la tierra como en el mar”.

Las circunstancias precisas de las explosiones aún no se han establecido, pero el Almirante Coldfely privilegia la hipótesis de las minas: “Oigo hablar de torpedos… Me parece imposible, porque un torpedo se lanza desde un submarino, un avión o un helicóptero, pero hay barcos por todas partes, ¡me parece imposible! Por otro lado, lo que es mucho más probable es que haya minas. Están en todas partes, especialmente desde la guerra entre Irán e Irak”. Estas minas pueden haber sido colocadas hace mucho tiempo y haber derivado, o pueden haber sido colocadas intencionalmente, según el almirante.

Según las autoridades marítimas noruegas, el Front Altair fue atacado y se produjeron tres explosiones a bordo. En cuanto al Kokuka Courageous, el director de la compañía propietaria del petrolero afirmó que la tripulación vio un “objeto volante” dirigido hacia el barco. “Luego hubo una explosión e hizo un agujero”, indicó.

 

 

 

 

 

Por RFI.

 

Etiquetado como:

Continuar leyendo

Post Siguiente

Teatro Coliseo


Miniatura
Post Anterior

nrg


Miniatura

Intercultura Radio

Cultura por Internet

Current track
TITLE
ARTIST

Background