Pete Buttigieg sorprende a Bernie Sanders

Publicado el 5 febrero, 2020

En los Estados Unidos, los resultados parciales anunciados el martes 4 de febrero Pete Buttigieg superaba a su rival Bernie Sanders a la cabeza de las primarias demócratas en Iowa, mientras Joe Biden quedaba en tercer lugar. Trump se burla del caótico inicio de las primarias demócratas.

Pete Buttigieg ha creado una sorpresa en la carrera por la nominación demócrata para las elecciones presidenciales de EE.UU. Este martes, en Iowa, el treintañero superó por una leve ventaja al senador Bernie Sanders, según los resultados parciales, imponiéndose así como un candidato imposible de eludir en las primarias de su partido.

En el 62% de los colegios electorales, el ex-alcalde de South Bend, Indiana, ganó el 26,9% de los delegados de Iowa, comparado con el 25,1% de Bernie Sanders. Elizabeth Warren, que con Sanders representa el ala izquierda del partido, quedó en tercer lugar con el 18,3%, seguida por Joe Biden (15,6%) y la senadora moderada Amy Klobuchar (12,6%).

Pete Buttigieg celebró una “impresionante victoria”. “Esta campaña comenzó hace un año con cuatro empleados, sin un nombre conocido, ni dinero, pero con una gran idea”, dijo el candidato gay de 38 años a los partidarios reunidos en New Hampshire.

Los resultados finales pueden diferir, y no está claro cuándo se anunciarán debido a un fallo informático que convirtió el inicio del recuento en un fiasco. El voto en Iowa, un pequeño estado rural que siempre vota primero, no fue llevado a cabo por medio de una boleta electoral, sino en reuniones donde los votantes se agruparon y contaron por candidato en dos rondas, un complejo y criticado sistema de “caucus”.

En cualquier caso, estas primeras cifras suenan como una bofetada en la cara de Joe Biden, que se presentó a lo largo de la campaña como el único candidato capaz de unir a los estadounidenses. “Su estatura como favorito está un poco mellada”, comentó el periodista Charles Voisin, un experto en los Estados Unidos. Es cierto que “seduce y sigue siendo popular”,  pero genera “mucho entusiasmo”, especialmente entre los jóvenes.

Las primeras cifras también revelan que Pete Buttigieg obtiene buenos resultados en los condados rurales más bien conservadores que fueron codiciados por el ex vicepresidente. La edad de los candidatos probablemente jugó un papel importante. Pete Buttigieg es 40 años más joven que Joe Biden, recuerda nuestra enviada especial a Iowa, Anne Corpet. No obstante, Biden podría obtener “su venganza” en la próxima gran asamblea en Carolina del Sur, por ejemplo.

“Buena dinámica” de Sanders

Bernie Sanders conquistó por su parte la parte oriental más industrial del estado y logró un gran avance en los condados donde residen los latinoamericanos. Esto es un buen augurio para la figura del ala izquierda del Partido Demócrata, que desde hace varios meses está lanzando una vasta campaña entre este segmento de la población, en particular en California, un estado que es crucial para ganar la nominación.

“Bernie Sanders ha sido objeto de un regreso que es aún más interesante porque se ha beneficiado de un excelente timing, y todo está en el timing”, explica Lauric Henneton, profesor de la Universidad de Versalles Saint-Quentin-en-Yvelines. La campaña del candidato se beneficia de un “buen impulso”, pero queda por ver si “los buenos éxitos le permitirán cerrar la brecha donde estaba peor situado”.

La participación en estas elecciones no fue muy alta. Era comparable a la de 2016. Esto puede haber sido lo que impidió que Sanders ocupara el primer lugar. Pero estos son sólo resultados parciales y todavía quedan muchos pasos por dar antes de que un candidato demócrata sea nominado. La próxima cita será el 11 de febrero con las primarias de New Hampshire.

Donald Trump exulta ante el caos demócrata

Mientras tanto, Donald Trump se regodea. “Nada funciona, como cuando dirigían el país”, Trump se burló el mandatario en Twitter tras el anuncio del fiasco técnico y político de la elección demócrata. Además de este desafortunado episodio para el bando contrario, el presidente estadounidense se beneficia de una “alineación de los planetas”, analiza Lauric Henneton.

Trump alardeó además de sus promesas “cumplidas” en un discurso anual ante el Congreso con tono electoral, en el que, con el líder opositor venezolano Juan Guaidó presente, vaticinó el fin de la “tiranía” de Nicolás Maduro.

Nueve meses antes de los comicios en que buscará la reelección, Trump se jactó de una economía “rugiente” ante el pleno de los legisladores, sin decir una palabra sobre su proceso de destitución en vísperas de una absolución casi segura el miércoles por la mayoría republicana en el Senado.

La polarización que reina en la clase política estadounidense fue evidente en la tradicional cita: al llegar, Trump evitó darle la mano a Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes y líder de la oposición demócrata, quien, en un gesto político espectacular, rompió en pedazos su copia del discurso sobre el Estado de la Unión apenas el mandatario terminó de hablar.

“A diferencia de muchos que vinieron antes que yo, cumplo mis promesas”, afirmó Trump, interrumpido incesantemente por las ovaciones de pie y los cánticos de “USA, USA, USA” y “¡Cuatro años más!” de los republicanos, mientras que los miembros de la oposición demócrata permanecían sentados y con caras de mármol.

Según una encuesta de Gallup publicada el martes 4 de febrero, el presidente estadounidense goza de un 49% de opiniones favorables, su mayor puntuación desde su instalación en el Despacho Oval en enero de 2017.

 

Por RFI.


Continuar leyendo

Post Siguiente

Teatro Coliseo


Miniatura
Post Anterior

nrg


Miniatura

Un Puente Al Futuro

Porque Somos un Puente y Hacemos Radio

Current track
TITLE
ARTIST

Background