fbpx

Paridad en Suecia

Escrito por el 10 septiembre, 2018

Dicho país parecía resistir a la fiebre nacionalista que recorre Europa a caballo de la crisis migratoria tras unas legislativas cruciales en las que la socialdemocracia y la derecha moderada se repartían 143 diputados cada una, insuficientes para formar gobierno, y la ultraderecha avanzaba aunque menos que lo esperado.

Suecia, que votó este domingo, se despierta esta mañana con una situación electoral más que incierta. El país ha resistido al estallido de fiebre nacionalista que afecta a toda Europa: la extrema derecha está progresando, pero no logra el avance anunciado.

Jimmie Akesson, presidente de los Demócratas Suecos, la extrema derecha local, decía el domingo que esperaba entre el veinte y el treinta por ciento de los votos. Sin embargo, tendrá que contentarse con el 17%. El líder fracasó también en su objetivo de convertirse en el segundo partido del país. Sin embargo, Akesson prefirió destacar su creciente peso en el debate público.

“Somos los grandes ganadores de esta elección (…) Vamos a ejercer una real influencia sobre la política sueca” dijo el líder del ultraderechista Partido de los Demócratas, que había hecho campaña denunciando la llegada de centenares de miles de solicitantes de asilo como una amenaza “cultural”.

Por su parte, el oficialismo socialdemócrata del primer ministro Stefan Löfven pierde tres puntos y apenas supera el 28%, lo que constituye el peor resultado en la historia de la formación. El primer ministro había presentado estas legislativas como un “referéndum para el Estado providencia”, mientras que la extrema derecha los convirtió en un plebiscito contra su política de inmigración y de integración.

Incluso los Moderados, el principal partido de la derecha, pierde votantes y no logra superar el veinte por ciento.

Al final, los bloques de izquierda y derecha estarían en igualdad casi perfecta de bancas en el Parlamento.

Nadie, por el momento, se ha declarado dispuesto a trabajar con la extrema derecha, que basó su campaña en la lucha contra la inmigración. La clave de las largas negociaciones que se vienen para elegir un futuro Primer Ministro está ahora en manos de pequeños partidos.

Suecia, con 18,5% de sus habitantes nacidos en el extranjero, registró 160.000 solicitudes de asilo sólo en 2015, la mayor proporción en Europa respecto al número de habitantes. Desde 2012 ha recibido 400.000 pedidos de asilo en total.

 

 

 

Con Frédéric Faux, corresponsal de RFI en Estocolmo

Etiquetado como:

Continuar leyendo

Canción actual

Título

Artista

Background