Lo mejor de la Bienal de Venecia

Publicado el 28 mayo, 2019

La 58ª edición de la Exposición Internacional de Arte de Venecia presenta las diferentes apuestas de más de 90 participaciones de distintas naciones hasta el 24 de noviembre. La exposición central se distribuye entre los pabellones principales del Arsenale -antiguos astilleros venecianos- y los Giardini, y en ella han participado 79 artistas.

Latinoamérica está representada por nueve países:Argentina, Brasil, Chile, Cuba, Guatemala, México, Perú, Uruguay y República Dominicana. En los Arsenale -antiguos astilleros venecianos- se pueden ver los pabellones de Argentina, México, Perú y Chile, mientras que en los Giardini se encuentran los de Uruguay y Brasil. República Dominicana está presente por primera vez en la Bienal de Arte con su propio pabellón, ubicado cerca del famoso puente de Rialto, igual que el de Guatemala; mientras que Cuba se encuentra en la isla de San Servolo.

Todos ellos, muestran a los amantes el arte su diversidad, su riqueza natural y cultural, y reflexionan sobre el futuro, sobre el colonialismo y sobre el daño que provoca el hombre en la naturaleza con los avances en materia de urbanismo. El pabellón argentino presenta la exhibición de Mariana Telleria “El Nombre de un País”, curada por Florencia Battiti.

En la Bienal de este año, también se ha anclado un enorme pesquero que se hundió en 2015, causando la muerte de más de 700 personas en lo que se convirtió en la mayor tragedia del Mediterráneo. Se trata de “Barca nostra”, un proyecto del artista suizo Cristoph Büchel y que busca cuestionar si las relaciones que tienen los gobiernos de los países desarrollados con los migrantes es la adecuada.

El pabellón de Ghana encuentra a los artistas Felicia Abban, John Akomfrah, El Anatsui, Lynette Yiadom-Boakye, Ibrahim Mahama y Selasi Awusi Sosu con la muestra Ghana Freedom a cargo de Nana Oforiatta Ayim. Aunque solo sea por el maravilloso – como siempre- video “Sea of Whiteness”, de John Akomfrah, vale la pena destacar esta apuesta de Ghana. Pero es que además, en su primera participación como pabellón nacional, el país africano ofrece un recorrido algo laberíntico y sinuoso, muy bien diseñado por David Adjaye, en el que destacan los interesantes retratos pintados por Lynette Yiadom-Boakye –en el 2020 veremos una retrospectiva suya en la Tate Britain- o el mural instalativo, hecho con tapones de botellas, de El Anatsui. Sin olvidar “A Straight Line through the Carcass of History 1649 (2016–19)”, la espectacular construcción de madera de Ibrahim Mahama. Un pabellón algo oscuro y recargado pero definitivamente potente y muy bien trabajado que se debería llevar el premio a mejor pabellón revelación, si este existiese.

La Bienal de Arte de Venecia se completa con una veintena de eventos colaterales de organizaciones e instituciones sin ánimo de lucro, y entre estos destaca por ejemplo la exposición “Rothko en Lampedusa”, organizada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y que trata de dar voz a los artistas refugiados emergentes.

CRÉDITO FOTOS: JULIA TERZANO


Continuar leyendo

Post Siguiente

Teatro Coliseo


Miniatura
Post Anterior

nrg


Miniatura

Intercultura Radio

Cultura por Internet

Current track
TITLE
ARTIST

Background