fbpx

Diferencia y balotaje

Escrito por el 8 octubre, 2018

El ultraderechista Jair Bolsonaro ganó por amplio margen la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil, pero deberá dirimir la contienda con el izquierdista Fernando Haddad el 28 de octubre. Con la casi totalidad de los votos escrutados, Bolsonaro, un excapitán del Ejército, de 63 años, tenía 46,09% de los sufragios, frente al 29,20% de Haddad

Solo un vuelco radical, el 28 de octubre, evitará que la extrema derecha gobierne a partir del 1 de enero el país más grande de América Latina. Un político autoritario, racista, machista, homófobo y adorador de la dictadura que sumió a Brasil en una de sus épocas más oscuras durante 20 años. Jair Bolsonaro, el defensor de los valores más retrógrados acaricia la presidencia de Brasil. Algunos sondeos previos daban al exmilitar incluso la posibilidad de alzarse con el triunfo ayer en primera vuelta, para lo que necesitaba superar el 50 por ciento de los votos. Los apenas dos puntos que le faltaron para lograrlo muestran que no andaban muy desencaminados. Su rival en el balotaje del próximo día 28, el delfín del expresidente Lula y exalcalde de Sao Paolo Fernando Haddad, posee una trayectoria académica, pero ensayará un arduo acto de malabarismo político para disputar la presidencia de Brasil. Haddad representa a un Partido de los Trabajadores (PT) manchado por sucesivos escándalos de corrupción y cuyo líder, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, está preso por ese delito.

El país encara ahora tres semanas decisivas sumido en una polarización que obligará a los dos aspirantes a convencer a los electores de que opten por lo que han rechazado hasta ahora.

La fuerte polarización PT y anti-PT prácticamente anuló al resto de los candidatos importantes como el socialdemócrata Geraldo Alckmin, con un 4,76%, y la ambientalista Marina Silva, que se desplomó con un 2%

En una insólita rutina, Haddad, visitará hoy por la mañana, como todos los lunes, al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en la cárcel de Curitiba (sur), donde el líder histórico de la izquierda purga una pena de 12 años de cárcel por corrupción. Tras el anuncio de que finalmente disputaría la segunda vuelta, despejando el espectro de una victoria de Bolsonaro por nocaut, el candidato, que hizo toda la campaña bajo el eslogan “Haddad es Lula”, agradeció el “liderazgo” de su mentor.

En el mapa político de los resultos por estados puede apreciarse bien la polarización que vive el país. Bolsonario vence en 17, especialmente en el sur y Haddad en 9, especialmente al nordeste.

 

Resultados por estados

Las próximas tres semanas obligarán también al resto de los políticos y partidos a posicionarse. El silencio se interpretará como un apoyo tácito al proyecto del ultraconservador. Hasta ahora, la polarización ha impedido que las posiciones más moderadas se volviesen una opción de voto. Ciro Gomes, tercero con el 12% de los votos, ha mostrado su rechazo a Bolsonaro. Gomes dijo que discutiría con los líderes del PDT la posición para la segunda vuelta, pero adelantó un posible apoyo: “Haré lo que hice toda mi vida, que es luchar por la democracia y contra el fascismo”, declaró.

Haddad recordó además que como ministro de Educación de Lula trabajó junto a la ecologista Marina Silva y al centroderechista Henrique Meirelles, que presidió durante esa época el Banco Central. Ambos obtuvieron en torno a 1% de los votos, que a la hora de sumar pueden ser importantes.

 

 

RFI

Etiquetado como:

Continuar leyendo

Canción actual

Título

Artista

Background