Diseño Francés para todo el mundo

Publicado el 8 octubre, 2018

Por Alicia de Arteaga

Si me dan a elegir, me quedo con la silla Ben-Hur diseñada para Roche Bobois por Jean-Paul Gaultier. Una joyita que forma parte de la muestra inaugurada el jueves último en el Museo Nacional de Arte decorativo, con la presencia de curadores franceses y del director Martín Marcos. Es simple, Gaultier hace gala de un recurso que conoce muy bien: el sentido del humor, y lo aplica a una butaca heredera del carro guerrero con el que Ben- Hur, en el cine un inolvidable Charlston Heston, gana la batalla en la arena romana.

El resultado es genial… y cómodo.

Hasta el 12 de diciembre en el Palacio Errázuriz, que celebra sus primeros cien años, puede visitarse No Taste for Bad Taste, una muestra itinerante de 40 diseños franceses puesto en valor por la escenografía de Jean-Charles de Castelbajac.

En la línea de largada de este recorrido global están VIA , Valorisation de la Innovation dans l’ameublement, y el  Instituto Francés. Entre otras metas, VIA busca profesionalizar el diseño, descubrir nuevos talentos y fortalecer el concepto de una plataforma democrática, para la expresión de la creatividad en diseño de interiores y estilo de vida.

Hablando en números, se financiaron más de 4000 proyectos desde la fundación de VIA, y en la actualidad se cuentan 800 diseñadores en su base de datos. Traducido en buen romance, el esquema es desarrollar la ecuación perfecta entre arte y negocio, o cómo hacer de la vida cotidiana un territorio para experimentar la belleza.

Con un buen español aprendido en Venezuela, Jean-Paul Bath, CEO de VIA, salió al aire de Radio Cultura en Mejor te Cuento (MTC) y puso sobre la mesa las diez cualidades que definen al French Design: equilibrio, tradición, apertura cultural, industria, creatividad, savoir faire, audacia,  innovación y un toque de lujo, elegancia y desenfado.

La iniciativa confirma no solo la excelencia del diseño galo, sino que refleja el desarrollo de una industria que en Francia resulta clave a la hora de medir el PBI y su decisiva incidencia en la balanza de pagos.

Esta tendencia creció de manera exponencial durante la administración de Emmanuel Macron, dejando dividendos suculentos en las arcas de empresas como el grupo LVMH. El pool liderado por Bernard Arnault, notable coleccionista de arte contemporáneo, expandió sus fronteras y su poder con la creación del museo Louis Vuittton, diseñado por Frank Gehry en el Bois de Boulogne parisino.

En la tradición iniciada por la Bauhaus, French Design se expresa en todos los objetos, muebles y artefactos que acompañan la vida cotidiana. Van como ejemplo el cuadrado de asiento, diseñado por Philippe Nigro para Hermès, o la bicicleta creada por el gran Philippe Starck para Moustache Bikes.

No taste for bad Taste arrancó en Milán el 5 de abril de 2017, y, en una carrera de postas sin precedente, llega a Buenos Aires en una semana clave para el diseño con la agenda de conferencia programadas por Julio Oropel para DarA, hasta el miércoles en CCK.

La gira impulsada por VIA, con el apoyo de importantes sponsors, incluye escalas en Londres, Moscú, Dubai, Hong Kong y Singapur, entre otros destinos. Dato no menor, la industria del mueble en Francia genera 130.000 empleos en 12.000 empresas, lo que representa un total de 8000 millones de euros anuales de facturación y 2000 millones en concepto de exportación. Chapeau mes amis!


Continuar leyendo

Post Siguiente

Teatro Coliseo


Miniatura
Post Anterior

nrg


Miniatura

Intercultura Radio

Cultura por Internet

Current track
TITLE
ARTIST

Background